Espuma de limón, el postre más fresco

La espuma de limón se ha convertido en uno de mis postres favoritos y, aunque la puedes saborear en cualquier estación del año, en verano es el postre perfecto.

Quizá, para algunos, no llegue a desbancar al helado pero su textura y sabor no deja indiferente. Otra cosa con la que tenemos que contar es, que los cítricos son muy versátiles, los puedes combinar con otras frutas, con canela, jengibre, o lo que se te ocurra.

¡Allá vamos con la receta! Tan sólo necesitaremos:

  • 2 limones para hacer zumo
  • 1/2 limón para extraer la corteza
  • un brick de leche evaporada
  • 100 gr de azúcar o el equivalente en edulcorante.

Verás que la preparación es super sencilla y rápida:

  1. El primer paso es batir la leche evaporada que, previamente, debe estar bien fría.
  2. Exprime los dos limones para hacer zumo y añádelos a la leche evaporada.
  3. Añade también la ralladura de limón y el azúcar o edulcorante.

Finalmente, te quedará una mezcla esponjosa y homogénea. Puedes darle un toque de sabor con canela o coco rallado.

Hay recetas que le añaden leche condensada como sustituto del azúcar, o unas hojas de gelatina para darle consistencia, ya que la esponjosidad no dura más de 5 horas. Para gustos, ¡recetas!

Consérvalo en el frigorífico y sorprende a tus invitados con un postre fresquito y sano, que apenas llega a las 150 kcal. Un vaso de unos 125 gr de espuma de limón contiene 9 gr de carbohidratos,     8´4 gr de porteínas y 9´4 gr de grasas, un balance muy equilibrado.

¿A qué esperas para prepararla?

 

No Comments

Post A Comment