Entrenamiento de Fuerza, ¿cuestión de peso o de técnica?

Partimos de la siguiente pregunta en este post; ¿cuando entrenamos fuerza, cuenta más la técnica que emplees o la carga que levantes?

Técnica y carga, dos cuestiones muy importantes a la hora de afrontar un buen entrenamiento de fuerza.

Si llevas tiempo introduciendo este tipo de entrenamiento en tu rutina habitual, no te vendrá mal recordarlo y si, por otro lado, todavía no te has iniciado en él tendrás que tomar nota de cómo llevarlo a cabo con garantías.

El entrenamiento de fuerza proporciona grandes mejoras a nivel óseo, muscular, articular, metabólico, circulatorio, incluso cardíaco entre otros. Sin embargo, aunque se empiece por movimientos sencillos, uniarticulares (implica el movimiento de una sola articulación) la técnica es lo primero que hay que depurar, ya que una vez perfeccionada, buscarás incrementar la carga para progresar en tus entrenamientos.

 

Ahora, si ya estás preparado para el siguiente paso, deberás aumentar el peso en tus ejercicios pero sin restar calidad a tu técnica. Una de las características de éste entrenamiento es aumentar el estímulo provocado no sólo al sistema muscular, sino al hormonal. Somos muy conscientes de que si no aumentamos la carga no mejoraremos pero para muchos levantar peso es a costa de todo y ahí es dónde empezamos a caer en los errores más primitivos.

Levantar peso a costa de tu propia salud no es muy buena elección; si te lesionas, interrumpirás tus entrenamientos y perderás lo que tanto cuesta ganar. La raíz del problema viene de no aprender correctamente y de tener demasiada prisa en entrar en la competición de “yo levanto X”, no podemos evitar compararnos con nuestros iguales. Caer en éstos errores se puede pagar muy caro a largo plazo, puede que te libres de las lesiones pero irás dañando tus estructuras articulares hasta que tu funcionalidad se vea reducida y quizá llegados a ese punto no te quede más remedio que dedicarte a practicar Yoga.

Beneficiarte del entrenamiento de fuerza es una buena elección estés en la etapa vital en el que estés pero siendo consciente del  nivel desde el que partes. Eso determinará tu nª de series, repeticiones y carga. Para saber cuándo podrás meter más peso en tus ejercicios, observa si en las 2 últimas repeticiones de tus ejercicios te resultan fáciles, ésto nunca falla a la hora de saber si el peso que estás utilizando no conlleva todo el esfuerzo que podrías hacer.

Como ves, al final la respuesta a la pregunta del inicio cae por su propio peso; en el entrenamiento de fuerza, la carga y la técnica es una cuestión indispensable, solo que una va precedida de la otra.

 

No Comments

Post A Comment